Basilio Dominguez Vecino, el arquero de Malpartida

GENTE CERCANA

El tiro con arco tradicional es una modalidad deportiva que nunca ha calado en Malpartida. De hecho son muy pocos, por no decir nada más que uno, los que lo practican en esta localidad que hace más de 50 años que no acoge esta práctica deportiva ya sea de exhibición o de competición.

Basilio Jesús Domínguez Vecino es un malpartideño del que muy pocos conocen su afición a practicar este deporte. Pertenece al Club San Jorge de Cáceres, y en sus instalaciones, concretamente en la Ciudad Deportiva, en una sala preparada especialmente para el tiro con arco, entrena todos los viernes con sus compañeros. Uno de ellos, Fátima Agudo, acaba de proclamarse recientemente campeona de Europa, aunque en otra modalidad distinta a la de Basilio.

Este malpartideño, de profesión ebanista y restaurador, practica el tiro con arco al modo tradicional. Aunque ha tirado con arco prácticamente desde los 20 años, se federó hace dos. Su afición, como él dice "empezó viendo películas de Rambo". Cuando le comentamos que es el único malpartideño que se dedica a esta modalidad deportiva nos comenta que "en Malpartida hay gente que tiene arco, pero nadie que lo practique asiduamente".

Se celebran muchas competiciones en Extremadura, y aquí en la provincia son Plasencia y Navalmoral los que se llevan la palma en cuanto que son los más avanzados y tradicionales.

Nos comenta Basilio que el Club San Jorge, de Cáceres, único que existe en la capital, está abierto para todo aquel que quiera iniciarse en esta afición, donde se le facilitan arcos para entrenar, aunque después cada uno de ellos tenga su propio arco.

"El tiro con arco es una afición que como la pruebes ya no eres capaz de abandonarla. Un arco tradicional te puede costar alrededor de los 200 euros, más las flechas, pon que se ponga todo en unos 450 euros.  El arco con el que yo tiro es un arco americano, un Bird Cheyenne, que puede costar unos 500 euros más las flechas a 8 euros cada una. El arco más caro puede costar unos 1700 euros. El que yo tengo, el de polea me costó unos 1300 euros. En la escuela taller hice un arco como experimento, sólo para aprobar. Últimamente he hecho otro desmontable y tengo empezado alguno más aunque estoy pendiente de coger fibra para montarlo"

A Basilio Domínguez nunca le ha atraído el sistema de competición, entrena y tira por puro divertimiento, aunque en el último torneo celebrado en Cáceres, teniendo en cuenta que participaba por primera vez compitiendo, quedara campeón en su modalidad. "la realidad es que organizamos este torneo, para ver si conseguimos animar a la gente".

Si alguien de nuestros lectores quiere iniciarse en el tiro con arco, lo único que tiene que hacer es dirigirse al Club San Jorge, a través de su página www.clubarquerossanjorge.com , donde les ayudaran y le iniciarán en este deporte.

"En el club te ayudan mucho porque siempre hay alguien que sabe más que tú. Yo por ejemplo, al principio, compré un arco equivocado. He estado tirando siempre con un arco que no me correspondía. Yo tenía que tirar con un arco como zurdo, y  tenía un arco de diestro con el que he estado tirando toda la vida. Y esas cosas no te enteras hasta que alguien no te lo dice. Aunque soy diestro de toda la vida, mi ojo derecho no me vale y tengo que tirar con el izquierdo, algo parecido a lo que le ocurre a Nadal en el tenis. En el tiro con arco es el ojo el que manda, y el que te dice si eres zurdo o diestro"