Durante la actual sexta ola se ha contagiado alrededor de una cuarta parte de la población malpartideña

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍAS Malpartida de Cáceres

Desde que comenzaran las fiestas navideñas el pasado mes de diciembre y hasta el día hoy, la situación en Malpartida de Cáceres es la misma que se está produciendo en el resto de la región extremeña y del país, con un aumento diario de los casos positivos de contagio por coronavirus detectados.

Actualmente, como ha señalado Alfredo Aguilera, alcalde de la localidad, la inmensa mayoría de las personas que se realizan un test de antígenos o una PCR está danto positivo, cosa que no sucedía en las olas anteriores y que viene a confirmar las declaraciones de los expertos, que se está detectando un tercio de los contagios que hay realmente debido a que muchas personas son totalmente asintomáticas y otros muestran síntomas tan leves que se confunden con un constipado común o con una gripe.

Atendiendo a los datos de la localidad malpartideña, donde actualmente hay un total de 114 casos positivos activos, se han detectado, en lo que va de esta seta ola, alrededor de 300 casos, de forma que habría alrededor de 900 personas en Malpartida de Cáceres que se habrían contagiado, lo cual supone, aproximadamente, una cuarta parte de la población malpartideña.

A pesar de la magnitud de las cifras, el alcalde malpartideño ha apelado nuevamente a la tranquilidad de todos, atendiendo sobre todo a la levedad de los efectos que está teniendo en la salud. Como dato señala que en el área de salud de Cáceres, donde la incidencia acumulada roza los 4.000 casos por cada 100.000 habitantes, solo hay 3 personas en UCI, los cuales presentaban patologías previas o bien no estaban vacunados.

Aun así continúa apelando a la prudencia ya que, aunque los efectos están siendo muy leves, las personas inmunodeprimidas, de riesgo, embarazadas o no vacunadas pueden presentar cuadros más graves.

«Por tanto mucha prudencia pero también tranquilidad porque al final tenemos que aprender a convivir con esta variante», ha concluido.