Hugo, el niño de la batería

Durante una actuación en la plaza de toros. CEDIDA
EMPEZO A TOCAR LA BATERIA A LOS 6 AÑOS

El pasado verano, en una de las muchas actuaciones musicales que se suelen montar en los pueblos por esas fechas, tuvimos ocasión de conocer en Malpartida, a Hugo, un pequeño de 8 años que por su pequeño tamaño, casi no se le veía tras la batería, donde se mueve como pez en el agua.

En la terraza de un bar, nos lo presenta Sandra, la actual pareja de su padre, a la que se le encienden los ojos cada vez que habla del chico y sus dotes para tocar la batería. Hugo asiste a la conversación, asintiendo algunas cosas, y en otras interviene con vehemencia cuando trata de apostillar algo que de esta afición suya le interesa.

A los cinco años, los Reyes Magos le regalaron una batería, y, desde entonces, hasta los ocho que tiene actualmente no hay fin de semana que deje de asistir a los ensayos en el local que el ayuntamiento de Malpartida ha puesto a disposición de su grupo.

Hasta hace un año, era el batería del grupo Escombros, donde tocaba con chicos que casi le doblaban la edad. Unas rencillas entre ellos, le llevaron a dejar el grupo. Hace poco, el batería del grupo en el que toca su padre, Vuelta de Tuerca, tuvo un percance que le imposibilitaba sentarse a la batería. Y Hugo se enroló con ellos, con quienes ya ha actuado varias veces.

Antes, en el grupo Escombros, han recorrido muchos pueblos de la provincia de Cáceres.

Sandra lamenta que por motivos de estudios no hubiera podido acudir a Badajoz a un festival de grupos, donde estaban invitados, algo que les hubiera hecho mucha ilusión.

Hugo, como cualquier joven con ésta afición, también tiene sus ídolos y admira al batería de Slip-Know. Es un buen estudiante "en matemáticas ha sacado este último trimestre un 9,75" apunta Sandra, y ve poca televisión. Emplea su tiempo libre en mirar los vídeos de los grupos musicales en Internet, aunque" después de hacer los deberes" como apunta Hugo con orgullo.

Le gustan los coches y las carreras de moto, y tiene muchos amigos en Malpartida, a pesar de que sólo viene los fines de semana.

Según Sandra Hugo es un niño responsable, con las ideas muy claras, y sueña, el día de mañana, tocar en un grupo de éxito.