Los pescadores lamentan la profusión de cangrejos, percasoles y peces gato

Imagen de un cangrejo americano
CUANDO SE LLEVA UN MES DE INICIADA LA TEMPORADA

Transcurrido un mes desde el inicio de la temporada de pesca, bueno es comentar el desarrollo de este deporte hasta el momento.

Como ya adelantábamos, según los expertos este año podía ser bueno en capturas,  por la cantidad de agua y por la abundancia en la repoblación que se ha hecho  de nuestros Barruecos. Efectivamente los primeros días han sido apoteósicos, siendo de gran satisfacción para los pescadores, las tencas capturadas, eran de buen tamaño sobrepasando casi todas los 20 cms., y los cupos (15), fueron abundantes.

Pero no es oro todo lo que reluce, lo bueno y lo que gusta de la tenca es su difícil captura. Es un animal a la que le afecta en gran medida los cambios climáticos, como así ha ocurrido, todos hemos comprobado en este mes que ha habido cambios bruscos de temperatura, hemos  llegado a pasar hasta frío pescando en los Barruecos. Por este motivo las tencas dejaron de picar, de todos es sabido que la tenca lo que quiere es calor,   habrá que esperar a que el tiempo se estabilice. 

También comentar que habido capturas de peces percasoles y gato, cosa que nos entristece, ya que nuestros Barruecos son exclusivos para la cría de tencas. Queremos llamar la atención y solicitar la colaboración de todos los malpartideños, especialmente a los aficionados a pescar, para que  denuncien estos actos vandálicos, de esos pillos y cobardes que echan estos peces depredadores al agua a escondidas y que tantos perjuicios acarrean en las charcas.

La directiva como siempre en su línea tomando medidas adecuadas y oportunas de inmediato, ha dado la orden de prohibir echar los reteles para la captura de cangrejos americanos, ya que estos son grandes depredadores capaz de destruir la huevas de los peces percasoles y  gato. La idea es buena, los resultados tendrán que esperar.

Por último no dejaré de insistir en que hay que mantener las aguas limpias y cristalinas, no es de buen ver las orillas, con un color verde lechoso contaminante, nada agradable para la vista y menos para el hábitat.