Leire Doncel Barcenilla, recibe el homenaje de Malpartida de Cáceres

El concejal de Deportes hace entrega de una placa a Leire. Foto ALBAGAR
EN UN ACTO CELEBRADO EN LA CASA DE CULTURA

Leire Doncel Barcenilla, 16 años, nacida en Euskadi, hija de malpartideños emigrantes, pero malpartideña de los pies a la cabeza por devoción y vocación "Malpartida para mí es imprescindible. Yo un año sin venir a Malpartida no lo aguanto. Aprovechamos un puente, unas fiestas de Semana Santa. Aquí tengo muchos amigos/as".

Desde que nuestro periódico se hiciera eco de sus triunfos en Taekwondo, campeona de España junior, 5ª de Europa y mundialista últimamente en Rusia "me ha sorprendido como ha reaccionado Malpartida. La gente me para por la calle. Me felicitan. Me comentan que me han visto en el periódico o en la tele. Para mí todo esto es maravilloso y muy emocionante"

Como cualquier niño de su edad, a los 8 años sus padres la apuntaron a unas actividades extraescolares, junto con los demás niños de su clase y se puso por primera vez el doboc, indumentaria que usan los practicantes de taekwondo. Alterna las modalidades de combate y técnica, y con tan corta edad ya participó en su  primer campeonato regional, quedando muy bien clasificada. Con 14 años ya participó en Tarragona en un campeonato nacional, quedando cuarta, rozando la medalla.

Desde entonces, Leire lleva una trayectoria imparable "el 16 de abril, en Córdoba, en la modalidad de técnica, quedé campeona de España, y después de las vacaciones de Semana Santa, por el hecho de ser campeona de España, me concentré con la selección española en el centro de alto rendimiento de Murcia, donde van los campeones de cada categoría, de cara al campeonato de Europa. En Italia, quedé 5ª a unas décimas de la representante francesa y de coger medalla, aunque me sirvió para tener acceso al campeonato del mundo que se hizo en Vladivostok.

Sus padres, no pudieron acompañarla esta vez, el desplazamiento a la localidad rusa es muy caro, y Leire no obstante, se vio arropada por todos los miembros de la expedición "fue una experiencia muy bonita. Allí había gente que ya conocía de otros campeonatos nacionales y a algunos europeos de otros campeonatos, y terminas haciéndote amigo de todos"

A pesar de su todavía corta edad, Leire tiene bien claras sus ilusiones "del taekwondo no se puede vivir. Si quieres tener nivel para un campeonato de Europa o del mundo, y estar en medalla, tengo que rodarme, que me conozca la gente, y todo eso me lo tengo que pagar yo. Si eres campeón de España puedes ir al centro de alto rendimiento un año entero pagado, pero a cualquier otro campeonato, a un open por ejemplo, me lo tengo que pagar yo. Hay que gastarse mucho dinero para hacerte con un nombre en el taekwondo.

Este deporte, como cualquier otro si quieres dedicarte a él en cuerpo y alma, lleva aparejado unos sacrificios "En combate, es donde más me exige el llevar una alimentación más estricta, aunque en técnica yo procuro llevar también una dieta adecuada. El próximo año en combate paso a sénior, pero en técnica todavía competiré en junior"

En el futuro "seguiré entrenando, por supuesto. En técnica se puede seguir compitiendo incluso con 60 años. En el último campeonato del mundo había una señora coreana, con más de 62 años. En Madrid también hay una señora que compite con 60 años. Mi ilusión es seguir compitiendo hasta que aguante y dar clases a niños, prepararles en técnica, para que puedan asistir a campeonatos provinciales y regionales. Pero siempre en el mundo del taekwondo.

Leire acaba de recibir una distinción del ayuntamiento de Malpartida, en un acto multitudinario en el salón de actos de la Casa de Cultura, repleto de jóvenes que han cerrado su curso de actividades deportivas en este verano. El concejal de Deportes, Jorge Villaverde le ha hecho entrega de una placa "Estoy realmente emocionada. Para mí ha sido una gran alegría que mi pueblo se haya acordado de mí, y quiero agradecer al ayuntamiento de Malpartida, y a Manuel, de la televisión local, todas estas muestras de cariño. Espero haceros partícipe de los posibles logros que pueda conseguir en el futuro, los que os dedicaré por lo bien que me habéis tratado y por el cariño que siento hacia este pueblo".