Arroyo B- 0 C.P.Malpartida 3

El malpartideño Fran Gómez, durante una fase del encuentro. Foto FRAN
PRETEMPORADA DEL MALPARTIDA

     A pesar de las pruebas del míster malpartideño este partido sirvió psicológicamente para ir debilitando al rival. Según iban pasando los minutos, se impuso la calidad y el fondo de armario de este equipo ante un buen Arroyo que tuvo sus opciones de haber conseguido algún tanto en el marcador pero la poca fortuna de cara a puerta sobre todo en la primera parte rubricó que su casillero se quedara en cero tantos.

Ante un calor otra vez de justicia, azotando sobre el césped artificial del municipal arroyano saltaron los dos conjuntos al terreno de juego y antes de dar comienzo el partido el Arroyo C.P. tuvo un acto de agradecimiento en forma de homenaje a Julio jugador del conjunto vecino durante 17 años que tras no contar con él para el primer equipo decidió cambiar de aires y venir a nuestro club- El Delegado del Club Emilio le hizo entrega de una camiseta con el nombre del jugador y el Presidente Juan Bermejo le hizo entrega de una placa en reconocimiento a todos los años que ha defendido esta camiseta y en honor a su labor, gesto que el público presente le tributó con una sonora y larga ovación al defensa ahora del Malpartida.

        Los primeros veinte minutos del encuentro fueron del conjunto que vestía de amarillo porque salió a por todas y la presión en el centro del campo ahogaba a los chavales de Ruano. En el minuto 3 el hijo del entrenador arroyano disparó flojo desde la frontal para que el portero local detuviese sin problemas, dos minutos más tarde un córner botado por Joel se paseó por el área sin que nadie conectara con él hasta que Ávila solo disparó según le vino y el balón se fue arriba por encima del larguero. Eran momentos en los cuales el Arroyo estaba temeroso y con mucho respeto al Malpar el cual se fue diluyendo poco a poco por el tremendo calor que aguantaban en sus cuerpos los jugadores tanto de uno como de otro conjunto. Ávila y Ruano se hicieron con el centro del campo y la novedosa paraje de centrales Portu y Michel no daban opción de ataque a los puntas locales. Joel lo intentó con una falta frontal al borde del área pero llegó mansamente a las manos del portero arroyano Chata.

   La primera aproximación del Arroyo llegó por banda derecha en el 16 cuando una internada de Fran Braganza sirvió para centrar al segundo palo y Bachi de cabeza rematara fuera por poco. El partido se fue igualando en sus fuerzas y posesión de balón y los mejores minutos del Arroyo llegaron a la media hora de juego cuando en un saque de Chata con el pie la defensa se confió y Bachi solo delante de Fernando mandó el balón fuera en una gran ocasión de peligro. En la siguiente jugada un pase por el centro de Fran Braganza a Felipe le sirvió para quedarse solo delante de Fernando pero mandó el balón fuera cuando lo más fácil era batir a nuestro cancerbero. Dos ocasiones que se le fueron al limbo al equipo local y que volvió a dar fuerzas al Malpar que tuvo la réplica en el 41 cuando Ávila recogió un despeje de la defensa y colocándose el balón en la bota izquierda lanzó un colocado disparo a la escuadra que Chata ante una gran estirada mandó el balón a córner. No hubo tiempo para destacar más juego y jugadas de peligro y con el empate inicial se llegó al descanso.

   En la segunda parte Oñi cambió a todos los jugadores excepto al portero y pudimos ver que el fondo de armario que tiene Oñi es muy amplio, los nuestros estaban frescos y los chicos de Ruano se les iba acabando la gasolina según transcurrían los minutos. El primer aviso lo dio en el 53 Marquitos cabeceando un balón y mandándolo al poste después de una falta lateral botada por Tomás. El juego era fluido con Felipe e Ismael dando la tranquilidad necesaria al juego y esperando la oportunidad para dar el pase correcto y en el 62 llegó el primer tanto en un pase de Cristian en profundidad por la derecha a Jesús que se fue hasta el lateral del área y puso un balón medido al segundo palo donde llegaba Aitor que solo tuvo que conectar con el balón de cabeza para subir el primer tanto al electrónico del municipal arroyano.

    Desde este momento empezamos a ver el recital de juego del Malpar ante un Arroyo venido a menos, se destapó el tarro de las esencias y el conjunto de Oñi en la siguiente jugada pudo haber puesto el segundo en el marcador cuando Aitor se plantó solo delante de Alberto portero que salió en el descanso pero que in-extremis tocó el balón lo justo para mandar el balón a córner en un disparo cruzado del extremo malpartideño. El Malpar lo bordaba y apenas dejaba que el Arroyo tocase el esférico, en el 28 un pase en profundidad de Aitor a Jesús sirvió para que el delantero mandase la pelota a la escuadra y saliese fuera tocando la madera, de no haber sido por la falta de puntería todavía a estas alturas de pretemporada el Arroyo se pudo haber llevado un serio correctivo.

    En el último cuarto de hora y con un equipo local a la deriva el Malpar jugó a placer tanto por tener más calidad que el contrario como más poderío físico, el único acercamiento a la puerta de Fernando fue un disparo de falta de Buitre que atajó sin problemas nuestro portero en el 76. Cristian en el 78 lo intentó con un disparo desde la frontal al rechazar la defensa un centro de falta de Tomás, el media punta malpartideño con potencia disparó pero el portero local atrapó en dos tiempos el lanzamiento, en la siguiente acción un córner ejecutado por Fran Gómez sirvió para que Alberto fallase en su salida e Ismael de cabeza rematara para que un defensa arroyano sobre la misma línea sacase el segundo tanto. En el 82 un pase de cabeza de Jesús a Cristian le supuso quedarse emparejado con el defensa y disparar fuerte saliendo el balón fuera al rozar el poste.

  En el 87 una increíble jugada de Tomás por la izquierda y apurando hasta la línea de fondo centró al segundo palo y de volea y acrobáticamente Jesús empalmó materializando el segundo gol que tanto se había resistido en la segunda parte, el partido ya estaba decantado y Fran Gómez quiso probar fortuna en una jugada individual que finalizó con un disparo desde la frontal saliendo el balón fuera de fondo y cuando se estaba llegando al final de los 90 minutos reglamentarios marcamos el tercer tanto en un pase medido en profundidad de Aitor a Jesús que regateó en su salida al portero y marcó a placer el último tanto del partido. Al final victoria por tres tanto a cero para el cuadro malpartideño que trabajó y sacó lo mejor que hemos visto esta pretemporada ante un rival que en la Liga será muy difícil de batir con jugadores de mucha calidad que tendrán que tirar del equipo filial arroyano. Por nuestra parte seguiremos la preparación con entrenamientos durante la semana el martes, miércoles y jueves y el sábado devolveremos visita al Sanvicenteño en un partido que servirá para ir perfilando el equipo de cara al inicio liguero. El buen sabor de boca dejado en Arroyo tendrá que tener continuidad en San Vicente de Alcántara.