Modificadas algunas tasas e impuestos municipales

Afecta al IBI y 14 tasas municipales

Cementerio municipal del que se modifican 3 de las 8 tasas que le afectan. Foto ALBAGAR
PLENO EXTRAORDINARIO

En el pasado pleno del lunes, convocado con carácter extraordinario, uno de los puntos del orden del día, fue el de la modificación de las ordenanzas fiscales para el próximo ejercicio. Un punto que resultó bastante debatido, y que se aprobó con lo voto de los populares, votando en contra la oposición.

Presentó la propuesta el Concejal de Hacienda Juan José Agúndez, de cuya intervención entresacamos los datos que creemos más interesantes para el lector.

Comenzó Juan José Agúndez, explicando que el Ayuntamiento recaudaba 5 impuestos y 18 tasas. Que en los últimos años las tasas como los pisos tutelados, ayuda a domicilio, instalaciones deportivas, etc., se han visto erosionadas y que había que suplir la falta de ingresos con un incremento de los impuestos que gestiona el ayuntamiento, añadiendo además una reducción de gastos de numerosas partidas del presupuesto municipal.

 En concreto se llevó a pleno la modificación de un impuesto, el IBI, y de 14 tasas.

Las tasas que se modifican son las correspondientes a:

- Recogida domiciliaria de basuras

- Servicio de prestación de alcantarillado y depuración de aguas

- Otorgamiento de licencias sobre apertura de establecimientos

- Prestación de servicio en el cementerio

- Ocupación de la vía pública con casetas de ventas, espectáculos, etc.

- Paso de vehículos a través de aceras y reserva de la vía pública

- Apertura de zanjas y calicatas

- Uso de casas de baño, piscina e instalaciones deportivas

- Ocupación de terrenos de uso público con mesas

- Ocupación de uso público con materiales de construcción

- Prestación del servicio de ayuda a domicilio

- Enseñanzas especiales en establecimientos docentes de entidades locales

- Utilización de albergues y, por último

- Utilización del Centro de Educación Infantil

 En su defensa de la propuesta, Juan José Agúndez dijo que el IBI se modificó por última vez en el año 2003, y que en todo este tiempo no se ha modificado el gravamen sobre el valor catastral, que pasa del 0,44% actual al 0,60%. Hizo también la salvedad de que la revisión del valor catastral se revisó por última vez en 1996

 Con respecto a las tasas, y desglosadas algunas de ellas, la explicación a los incrementos propuestos, fueron los siguientes:

 Sólo la recogida de basuras, piscina, cementero y entradas de vehículos por encima de las aceras se incrementan aproximadamente  por encima del IPC. En concreto la correspondiente a la recogida de basuras, por la que, según Juan José Agúndez, se gasta un 20% más de lo que se ingresa, la subida será del 20,5% para el año 2012 "un euro por mes aproximadamente"

Con respecto a la piscina, la tasa se modificó en noviembre de 2009 y se propone un incremento del 19% en los abonos familiares e individuales, dejando al mismo precio que el actual  las entradas diarias.

Con respecto al cementerio se modifican 3 de las 8 tasas recogidas en los presupuestos, como son la colocación de lápidas que pasa de 56 euros a 60, el registro de transmisiones que pasa de 20 a 30 euros y las inhumaciones que pasan de 56 a 60 euros.

 El paso de vehículos por las aceras, se incrementa en 12 euros anuales

La utilización de albergues se modifica  los 60 euros  más 4 euros de pernoctación por persona actuales a un fijo de 100 euros, y una fianza de 150 euros que se devuelve al final de haber usado los albergues.

El resto se incrementan en un 5% que es el incremento del IPC acumulado dese la última revisión.

 En el turno de réplicas intervino la portavoz del Siex Ana María González, manifestando que el grupo popular del ayuntamiento comenzaba a aplicar la política de su líder nacional ocultando las subidas durante la campaña electoral. No obstante hizo la salvedad de que el grupo popular no subiera las tasas en el 2007 hasta el 2009 según  su compromiso electoral.

Pone de manifiesto que la subida del IBI va a afectar a los pensionistas y a los de rentas bajas que poseen una única vivienda, matizando que con la subida propuesta, para una vivienda con valor catastral medio le va a suponer, según sus cálculos, un 25% de subida, aunque más suerte tendrán los pensionistas de rentas altas o ingresos superiores.

Muestra su disconformidad con el baldeo que se está realizando en días de lluvia lo que ha supuesto un gasto de 17875 euros que se podrían haber ahorrado si se utilizara el agua e los pozos.

Critica también que se mantengan al margen de las subidas en el cementerio las capillas y mausoleos y le parece muy elevado el uso de las instalaciones deportivas y la piscina municipal.

Le parece muy rápida la subida del Centro de Educación Infantil y considera que los impuestos se deben revisar anualmente, pero que a la vista de la crisis actual había que hacerlo con criterios claros y proporcionales.

Por parte del Psoe, Ana María Guerra, en su turno de intervención criticó la rapidez en la convocatoria de este pleno extraordinario, cuando el punto no es urgente, manifestando que el gobierno municipal  lo tuviera ya planificado con anterioridad, debiendo haberlo sacado en otro pleno anterior, y no esperar al último día de campaña, para no comentar que se produciría la subida el primer día después de las elecciones.

No obstante, felicitó al grupo popular por el resultado de las elecciones en Malpartida.

Entiende que se trata de una subida de impuestos muy importante, algunas por encima del 20% como son las tasas de piscina para el año que viene, la basura, que ya estaba muy alta, porque, según la portavoz socialista, hace dos años se subió un 75% y ahora dos años después se sube un 20%, volviéndolas a calibrar de escandalosas.

Solicita también que se hagan las revisiones anuales, y que no estén sujetas a motivos electorales.

Valora la subida del IBI como "una barbaridad", que supone un incremento del 16% sobre el valor catastral, valores que ya se van actualizando anualmente, y pide a los vecinos que tendrán que ahorrar para cuando vengan los recibos los meses de abril y mayo.

Continuó Ana María Guerra criticando la política de jóvenes por el pago de instalaciones deportivas que, aunque son muy buenas, en Malpartida no hay un solo sitio donde se pueda practicar el deporte sin que cueste un euro.

Con respecto a la tasa de albergues manifiesta que las asociaciones no se van a ver beneficiadas de esta política fiscal, porque la tasa supone un incremento del 66%, aunque tengan un 50% de bonificación.

Lo mismo que Siex, critica que en el cementerio queden al margen las capillas y  mausoleos, y que los vados van a experimentar una subida del 100%.

Por último, y con respecto a la tasa del Centro de Educación Infantil, opina que ya tiene tasas importantes, porque el tramo inicial de 12000 euros se utiliza muy poco al superar la mayoría de los usuarios esa renta, por lo que la subida será importante.

 En el turno de réplicas, Juan José Agúndez, volvió a manifestar que, en su opinión, las tasas no se modifican desde el año 2009, y en concreto el IBI desde el año 2003, sobre una valoración catastral anticuada porque la última revisión del catastro se hizo en Malpartida en el año 1996, lo que no ocurre en municipios de alrededor que revisaron sus catastros en el 2006 y el 2007, lugares en los que es muy superior el impuesto al que se reclama en Malpartida.

Justifica esta subida del IBI en base a la rebaja de los ingresos procedentes del Estado y de la Junta, y que la actualización viene a igualar el de otros municipios.

Criticó el que la oposición pidiera mejores servicios al ciudadano, pero que para dar esos mejores servicios no había más remedio que subir los impuestos, ya que, hasta ahora, mantener esos servicios le estaba costando dinero al ayuntamiento.

El Siex en el turno de contrarréplica precisó que sería más conveniente que algunos impuestos vinieran ya fijados. El Psoe no está de acuerdo con estos deseos de Siex y el Grupo Popular, y opina que no es bueno que la política fiscal venga impuesta, siendo partidaria de la autonomía fiscal de los ayuntamientos.

 La votación se saldo con 6 votos a favor y cinco en contra de la propuesta del grupo Popular.