La obra de la calle La Habana toca a su fin.

INFRAESTRUCTURAS

Las obras de la calle la Habana parece ser que están llegando a su fin, una vez salvados los muchos problemas que la empresa concesionaria de la obra se ha encontrado en su ejecución.
Estas obras dieron comienzo a principios de junio, a través de un programa de la Diputación Provincial, con un presupuesto inicial de 412000 euros, con la finalidad de sanearla y conectar los desagües de la calle con el futuro colector de la Avda. de la Constitución.
Esta obra, se encontró con un serio obstáculo al encontrar en el subsuelo una enorme veta de granito negro, origen del promontorio que los malpartideños han conocido desde siempre, sin que las máquinas pudieran hacer nada para destruir estas rocas, dada su dureza.
Los muchos problemas que la roca ha ocasionado, han contribuido a que la obra se haya dilatado en el tiempo en exceso, aunque ya afortunadamente siete meses después, se puede decir que es muy poco el trecho que queda para que se pueda volver a circular por dicha calle