Información para los consumidores extremeños afectados por el fraude reconocido por la compañía volkswagen

CONSUMO

Los vehículos con motores diésel EA 189 de cuatro cilindros de la marca Volkswagen, se vendieron equipados con un software que detecta cuándo el vehículo está pasando una inspección técnica, para iniciar, en ese mismo instante, un funcionamiento del motor programado para enmascarar los niveles de contaminación (CO2) emitidos por el vehículo, lo que impide que los controles medioambientales ITV detecten que se esos niveles sobrepasan los autorizados.

Los usuarios que dispongan de uno de los modelos manipulados no deberán asumir ningún coste ni temer por su seguridad. La propia compañía automovilística ha anunciado que, a lo largo del próximo año 2016, procederá a revisar todos esos vehículos, asumiendo todos los costes de la reparación o cambio de dispositivos en los mismos.

Asimismo, ésta ha hecho un llamamiento a la calma al recordar que los modelos afectados no son inseguros para la conducción, aunque sí perjudican al medio ambiente.

Así, en el caso de que su coche esté en la lista de los afectados, lo único que puede hacer al respecto es esperar a ser llamado a revisión.

Los clientes serán informados por la compañía directamente y no tendrán que asumir ningún gasto.

Sin embargo, la compañía deberá garantizar que, tras esas revisiones, el vehículo, a la vez que respeta las emisiones, sigue manteniendo las mismas prestaciones de origen (con las que se adquirió), y, por tanto, si las reparaciones provocasen que los vehículos redujesen de forma sustancial su potencia o aumentasen considerablemente el consumo de gasóleo, los usuarios podrían exigir una indemnización al no cumplirse las características ofertadas cuando fueron adquiridos; indemnización que puede ir desde el abono de una cantidad por los perjuicios causados, a la devolución del importe del automóvil atendiendo a un criterio de proporcionalidad con su antigüedad, o, incluso, en los casos más graves, su sustitución por uno nuevo.

Los modelos de vehículos que podrían verse afectados por este fraude serían los siguientes:

Volkswagen: Golf VI,  Eos, Caddy, Passat B7,  Passat CC,  Tiguan T1,  Polo,  Touran,  Scirocco,  Jetta,  Multivan,  Sharan,  Amarok,  Beetle,  California y  CC

Audi:  A1, A3, A4, A5, A6, Q3, Q5 y  TT

Skoda:  Fabia,  Octavia,  Superb,  Rapid, Rapid Spaceback, Yeti,  Scout y Roomster

Seat:  León, Ibiza, Alhambra, Exeo, Altea, Altea XL y  Toledo