El alcalde de Malpartida de Cáceres, juzgado por violencia de género

Alfredo Aguilera durante su declaración en el juicio iniciado a las 10 de la mañana. /LORENZO CORDERO
Alfredo Aguilera durante su declaración en el juicio iniciado a las 10 de la mañana. / LORENZO CORDERO

Alfredo Aguilera se ha sentado hoy en el banquillo y se ha declarado inocente de la acusación de agredir y amenazar a su exmujer, por la que la Fiscalía pide para él 10 meses de cárcel

SERGIO LORENZOMalpartida de Cáceres

«Estoy deseando que termine este calvario». Tras pronunciar esas palabras a la entrada de la sala, el alcalde de Malpartida de Cáceres, Alfredo Aguilera (PP), se ha sentado esta mañana en el banquillo de los acusados del Juzgado de lo Penal número 2 de la capital cacereña para responder de un presunto delito de género contra la que fuera su esposa. La Fiscalía solicita para él diez meses de prisión, privación del derecho a la tenencia y porte de armas por tres años y prohibición de aproximarse a menos de 10 metros de su exmujer. La acusación particular reclama que sea condenado a dos años: uno por maltrato y otro por amenazas. También pide que sea obligado a 30 días de trabajos en beneficio de la comunidad por injurias.

En la sesión, que ha comenzado a las 10 de la mañana, Aguilera se ha declarado inocente de los cargos, basados en unos hechos que presuntamente ocurrieron el 13 de julio de 2016, cuando la pareja mantuvo una discusión en la que el acusado «zarandeó a su esposa, la empujó y le golpeó en las piernas», según indica la Fiscalía en su escrito de conclusiones provisionales. El alcalde de Malpartida tan solo ha reconocido que hubo insultos mutuos.

La denuncia por estos hechos fue presentada 14 meses después. Antes tuvo lugar el juicio de divorcio, promovido por el alcalde popular, en junio de 2017, y el 11 de septiembre del mismo año Aguilera denunció a su exmujer por presuntas coacciones, proceso que se ha archivado. El 25 de septiembre de 2017 ella presentó la denuncia acusando a su exmarido de «maltrato habitual, agresiones, amenazas y vejaciones».

Hay numerosas personas que han sido citadas a declarar como testigos en el juicio iniciado esta mañana.