El alcalde malpartideño informa del nuevo protocolo para los contactos de positivos

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍAS Malpartida de Cáceres

En los últimos días, la incidencia del virus en Malpartida de Cáceres, al igual que la del resto de la región extremeña y del país, ha aumentado exponencialmente debido a la expansión de la nueva variante Ómicron que, como se está viendo, si bien es altamente contagiosa y se transmite con mucha facilidad, también está generando cuadros de infección mucho más leves que las variantes anteriores, de forma que, aunque el número de contagios que se están detectando es mayor, los ingresos en el hospital y en UCI son mucho mayores.

En Malpartida de Cáceres, según la última actualización de los datos epidemiológicos, hay un total de 74 casos positivos activos de contagio por coronavirus entre los vecinos de la localidad, siendo este el número más alto de contagios acumulados a lo largo de toda la pandemia, si bien todos ellos están mostrando síntomas leves o son asintomáticos.

Esta situación ha supuesto, tal y como ha explicado Alfredo Aguilera, alcalde de Malpartida de Cáceres, un cambio en el protocolo, razón por la que los contactos estrechos pueden hacer vida normal, dentro de la precaución, no teniendo ya que someterse a aislamiento. En el caso de los convivientes sí tendrán que realizarse una PCR.

Como ha señalado el alcalde, esto significa que se reduce mucho el número de cuarentenas, «porque no hay sistema ni sociedad que soporte tal número de cuarentenas y asilamientos, porque al final hay un perjuicio evidente en el desarrollo económico que perjudica seriamente a muchas familias y por tanto con esta cepa Ómicron tenemos que aprender a convivir y ojalá sea la que se quede, ya que es mucho más liviana que las anteriores».

Como añade el alcalde, es importante no caer en el pánico e ir viendo la situación actual como algo «normal con lo que tenemos que enfrentarnos prácticamente a diario».