Inés Román Hernández, polifacética

Ines en la cocina del Centro de Día. Foto ALBAGAR
GENTE CERCANA

Inés Román, 51 años, es el vivo ejemplo de lo que suele hoy día  una ama de casa multifuncional, que además trabaja por cuenta ajena, y que el resto de su tiempo lo ocupa en todo lo que puede menos ver la televisión " sólo la oigo" nos comenta. Polifacética podría ser una palabra que encajaría perfectamente para definirla. Casada con Juanjo Agúndez, madre de dos hijos, borda refajos, pañuelos, cortinas, mantelerías "en mi casa no entra una modista", hace manualidades de cuadros de migas de pan, tridimensionales, pertenece al grupo de teatro La Siembra y al grupo de folklore Virgen de la Soledad, perteneció a las directivas de las Apas de Primaria y Secundaria, le gusta recitar poesías y, sobre todo, además de llevar sus tareas domésticas, trabaja como cocinera en el Centro de Día.

"Tengo dos cosas que todavía se me resisten, pero que en poco tiempo empezaré con ellas, escribir poesías y pintar, que es una cosa que me encanta. La poesía me gusta mucho, yo nunca había recitado, ni siquiera leído una poesía, pero a raíz de empezar con La Siembra me aficioné. Le doy las gracias a Isabel, que es la que me ha influido en esta afición. Ahora entro en internet y busco poesías de Machado, de Miguel Hernández, de Lorca".

 Hasta los 14 años, trabajaba en casa "venía una señora de la estación y nos traía mantelerías para hacer. Nos pagaban 1000 pesetas por cada mantelería.

A los 14 años terminó la escuela en Los Arcos, y, desde entonces no volvió a coger un libro. El aprendizaje, de manera autodidacta, lo ha hecho a base de esfuerzo "cuando salí de escuela me tuve que poner a trabajar. En casa éramos 9 hermanos, 5 varones y 4 hembras, y todo lo que aportáramos era bienvenido. Mi padre trabajaba en el campo, y luego se fue a trabajar a Asturias. Por cierto que yo pude haber nacido en Asturias, pero mis padres se vinieron antes de que naciera".

 Inés nos muestra un amplio repertorio de sus labores de costura, mantones de todo tipo, refajos, mantelerías, cortinas "en el grupo de folklore al que pertenezco, Virgen de la Soledad, casi nunca repito traje. Tengo pañuelos de plumaje, de gala, de hoja de laurel, enaguas. En hacer un mantón me puedo tirar 5 meses y con un refajo puedo tardar casi un año. Ten presente que aprovecho los huecos que tengo. He regalado muchos pañuelos, a mis sobrinas, a amistades, pero nunca los vendo.

Un día llamaron al grupo de folklore de Televisión española, del programa La tarde, para enseñar una receta a la audiencia de este programa. "como al grupo de folklore le interesaba porque era una buena promoción, y a Malpartida también, aceptamos, y estuve en antena de la 1ª haciendo  un plato de "tencas en escabeche".

 Juanjo, ahora que ha dejado el futbol, es un buen complemento para Inés, ambos tienen las mismas aficiones, él preside la Asociación La Siembra, y ella compagina sus actividades profesionales con el baile, el teatro y, sobre todo, con la costura, y quiere empezar pronto "con la poesía y la pintura".