Florentino Gómez Martín, autor del libro "Te quiero contar"

Fué presentado el pasado agosto en la Casa de Cultura

Portada del libro
LITERATURA

Recientemente, el pasado mes de agosto, Florentino Gómez Martín nos presentaba en la Casa de Cultura su libro "Te quiero contar", el segundo de su producción, y con las expectativas de seguir publicando, tiene diez más esperando que vean la luz, dando así rienda suelta a su pasión por la escritura.

Nacido en Caminomorisco, en plenas Hurdes, hizo estudios de bachillerato, Filosofía y Teología en la Congregación Esclavos de María y de los Pobres, de Alcuescar, Bachiller en Teología y Licenciatura Universitaria en la Universidad Pontificia de Salamanca, y actualmente es profesor de religión en el IESO Los Barruecos, de Malpartida.

HOY: Más o menos esa puede ser a grandes rasgos tu biografía...

FLORENTINO: Efectivamente, nací en una pequeña aldea de Caminomorisco en la comarca de las Hurdes.

     A los once años mis padres me llevaron al Colegio de Formación Cristiana de Alcuéscar, subvencionado por la Delegación de Protección de Menores, puesto que mis padres no tenían medios para ello. Aquí realicé todos mis estudios exceptuando la licenciatura en Estudios Eclesiásticos que la hice en la Universidad Pontificia de Salamanca.

     A los dieciséis años ingresé como religioso en la Congregación de los Esclavos de María y de los Pobres y al terminar mis estudios me ordené de sacerdote en el año 1981.

Ejercí el ministerio durante quince años.

     Mi primera etapa como sacerdote la desarrollé en Pinofranqueado y sus alquerías. Posteriormente  marché a estudiar a Salamanca; desde aquí  me enrolé como Capellán del ejército, siendo destinado en primer lugar a la Academia General Básica de Suboficiales en Tremp (Lérida) Posteriormente me destinaron al Hospital de la Marina,  en San Fernando (Cádiz). Aquí tomé la decisión final y definitiva de dejar el sacerdocio, iniciando el expediente se secularización, que envié a Roma para su aprobación. Me vino aprobado siete meses después.

      Dejé el ministerio sacerdotal y me casé  en el año 1994 fijando mi residencia en Malpartida de Cáceres.

Actualmente doy clase de Religión en el IESO los Barruecos de esta localidad y en el IES Luis de Morales de Arroyo de la Luz.

1- ¿Cómo fue entrar en el sacerdocio y qué motivos te impulsaron a dejarlo?

     La etapa como religioso y como sacerdote, para mí fue de lo más gratificante. Fueron años de mucha actividad pastoral, en los lugares donde ejercí el ministerio. Es una etapa para mi vida muy importante. Creo que me sentí en principio a gusto con el trabajo, pero llegó un momento en que el cansancio y la soledad hicieron mella en mí. Tal vez tanta actividad me llevó a olvidar cosas  mucho más importantes en mi vida personal y todo ello me llevó a tomar la decisión de dejarlo y poner otro rumbo a mi vida.

2-¿Piensas que sirves mejor a la sociedad desde esta nueva faceta de tu vida?

     Yo creo que ni mejor ni peor sino de forma diferente. Ahora mi trabajo es distinto, aunque sin perder la dimensión cristiana y mis convicciones como creyente. Si antes lo hacía desde el púlpito ahora lo hago desde la mesa de profesor en el aula, enseñando y formando a los adolescentes y jóvenes, como profesor de religión y moral católica.

3- ¿Cómo aceptaron tu marcha los responsables del sacerdocio?

     No tuve ninguna dificultad; ellos supieron escucharme y comprenderme. Me apoyaron en todo a la hora de iniciar el expediente de secularización para enviarlo al Vaticano. El Señor obispo en aquellos momentos, D. Jesús Domínguez Gómez se portó conmigo como un verdadero pastor.

4- ¿Dónde se inició tu afición a la escritura?

     Desde muy pequeño, siempre tuve una verdadera afición a la lectura y a la escritura.  Desde la escuela unitaria en mi aldea, disfrutaba con los libros que había en su pequeña biblioteca. Leí muchas veces algunos libros que mi padre había traído de cuando hizo la mili.

     En el Colegio de Formación Cristiana, fue donde se fraguó esa vocación.  Tuvo mucho que ver  en ello el profesor que me dio  lengua y literatura que  me estimulaba y me animaba. Cuando presentaba las redacciones que me pedía para clases, algunas de ellas me las  a publicaba en la revista del Centro. Esto me daba mucha ilusión y desde entonces hasta ahora.

    Además del libro que acabo de publicar. TE QUIERO CONTAR,  ya tengo preparado unos diez originales que verán la luz, cuando sea el momento y tenga medios para ello. Porque esto de publicar, no es nada fácil y  bastante complicado.

     Para este libro que acabo de publicar no he contado con ninguna ayuda, ni privada ni publica. Está editado en la plataforma digital "LULU.COM"

Aquí se puede hacer el pedido, tanto en formato papel como en formato libro electrónico. Todos los libros que llevo vendido me los han pedido a mí personalmente.

     Estoy muy contento con la acogida que ha tenido. Los que ya lo han leído me dicen que está escrito en un lenguaje, sencillo, claro y ameno. Engancha desde la primera página. Tiene momentos, de emoción, de risa y para pensar...

    Los que quiera adquirirlos se pueden dirigir a mi correo: azulynieve1@hotmail.com

5- ¿Es importante para ti la comunicación entre las  personas?

    Es fundamental y básica la verdadera comunicación en todos los ámbitosde la vida del ser humano. Es lo que nos distingue de los demás seres de la naturaleza. El comunicarnos, con los gestos, las palabras y la mutua ayuda. Lo que le da el verdadero sentido a la vida.

6- ¿Cómo ves la llegada del nuevo Papa?

El Papa Francisco, su llegada a la iglesia, es como una bocanada de aire limpio y fresco que acaba de entrar en la iglesia católica.

     Pienso que cada etapa de la historia tiene el papa que precisa la iglesia en esos momentos.

De Juan Pablo II se decía que íbamos a ver al Papa, por su carisma,  por su fuerza de atracción.

De Benedicto XVI se dice que van a escuchar al papa, por su profundidad teológica. Es uno de los mejores teólogo que tiene la iglesia en estos momentos. Lo avala la trilogía que ha escrito sobre Jesús de Nazaret, verdadero manual para todo el que quiera entender y conocer mejor la figura de Jesús, como personaje histórico y como Dios encarnado.

     Del Papa Francisco, se dice que van a estar con él. Un  Papa  al que se leen mejor sus gestos que sus palabras. Si sus palabras son sencillas hasta decir basta, sus testimonios, sus gestos, su modo de vivir son mucho más visible e importante.

Es la sencillez franciscana encarnada, lo entienden hasta los niños, es pobre, austero, con una sonrisa fresca y abierta que seguro brota de su corazón de padre de la iglesia. Es como "el párroco de la parroquia universal del Pueblo de Dios".

7- ¿Cuanto llevas en Malpartida y cómo te han aceptado?

Llevo viviendo ya dieciocho años en Malpartida. Resido aquí desde que  me casé y formé una familia.  Tengo dos hijas.

El pueblo me acogió bien; hay buena relación con los vecinos que siempre te brindan su ayuda. Por mi trabajo como profesor, me relaciono con muchos padres de mis alumnos.

Además tengo a toda mi familia viviendo aquí, a mis padres y hermanos.

8- ¿Cómo se desarrolla tu trabajo como profesor en el IESO los Barruecos?

La labor como profesor de religión en el IESO los Barruecos de esta localidad y el  IES Luis de morales de Arroyo de la Luz, es muy satisfactoria.

Al ser una asignatura optativa, los alumnos que se apuntan lo hacen convencidos y porque les gusta. Cada curso doy clases a más de trescientos alumnos en los dos institutos. Concretamente el 85% de los alumnos están inscritos en mi asignatura. Este porcentaje por algo será. Les gusta mi modo de dar las clases y se sienten bien en ella.

9- ¿Te encuentras ahora más realizado como hombre?

Para mí esta expresión no deja de ser un tópico, lo importante en la vida es estar  a gusto contigo mismo, donde quiera que estés.  Con el trabajo que desarrollas y con las personas que viven a tu alrededor; independiente de lo que opinen los demás. Sentir verdadera satisfacción por el trabajo bien hecho con cariño; caminando por la vida  sembrando semilla de ilusión y esperanza; buenas obras, buenos ejemplos. Desde muy pequeño mi padre  me enseñó aquella máxima: "Haz el bien y no mires a quién".

10- ¿Es la religión un verdadero guión para tu vida?

     Por mi formación, por mi educación, por mis estudios, vivencias y experiencias,  la religión es el verdadero y único motor que mueve mi vida, en todos los sentidos, a nivel personal, familiar, profesional.

    Si doy clases de religión, no sólo lo considero un medio de vida para sacar adelante a mi familia. Lo hago como verdadera vocación de enseñar, de una manera especial la religión católica.  Me gusta lo que hago y pretendo vivir lo mejor que puedo lo que intento enseñarle a mis alumnos.