La Iglesia Ntra. Sra. de la Asunción de Malpartida de Cáceres alberga un Belén muy especial

Los Arcos de Santa Ana acogen el Misterio /Cedida
Los Arcos de Santa Ana acogen el Misterio / Cedida

El Belén tiene unos 24 años y hacía al menos 12 años que no se montaba

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍASMalpartida de Cáceres

En la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción de Malpartida de Cáceres se encuentra expuesto un Nacimiento muy especial. Es el de la familia Agúndez Gómez, a la que pertenece José Antonio Agúndez, Cronista Oficial de Malpartida de Cáceres y Director del Museo Vostell Malpartida.

Este Belén cuenta con, al menos, veinticuatro años y llevaba una docena que no se montaba. Su idea y materialización corrió a cargo de José Agúndez, padre de José Antonio, quien comenzó a fabricarlo en los años noventa como regalo para sus nietas que acababan de nacer.

La singularidad de este pesebre reside en que los espacios de la ciudad bíblica de Belén se han trasformado en las calles de Malpartida de Cáceres, mostrando los principales espacios y monumentos malpartideños. De esta manera, se recrean en esta representación lugares tan conocidos como Los Arcos de Santa Ana que albergan el portal. En la Plaza Mayor malpartideña se funden lo viejo y lo nuevo, como la antigua posada de Alejandra, el bar Pardilla, la Rueda, el mercadillo de los martes con los coloridos y actualísimos paraguas de colores.

cedidas

Los pastores que reciben la buena nueva por parte del ángel se encuentran a las puertas del Lavadero de Lanas de Los Barruecos, donde también hay figuras que realizan oficios tradicionales como el esquileo –labor a la que se dedicaba aquella fábrica- sin olvidar a los pescadores o las locales lavanderas que tienden y solean sus ropas tras haberlas lavado sobre las monumentales peñas. Desde allí llegan también los Reyes Magos con sus camellos cargados con sacas repletas de juguetes.

cedidas

Otras recreaciones con innumerables detalles representan la molienda del grano en el Molino del Barrueco de Abajo, la trilla en el Real de las Eras de la Cañada con el Morrón de Hatoqueo de fondo o el herrero echando una 'picaura' a la reja del arado en la fragua de Francisco García, el abuelo de José Antonio.

La familia Agúndez Gómez ha sido invitada a enseñar este año este especial Nacimiento en el templo parroquial, por lo que agradecen al párroco Don Santiago Núñez, a los miembros de la Comisión del Señor que han participado en su montaje, a amigos como Andrés Amado que se encargó de la parte eléctrica, y a otras personas de la familia las facilidades dadas para que este Belén pueda ser presentado y disfrutado por todos los que quieran acercarse a él. Una bella representación que reúne ilusión, emoción y memoria.