Imagen de una sanitaria junto a agentes de policía, en uno de los homenajes que se han llevado a cabo al personal de urgencia durante la crisis sanitaria.

Lumbini dona 50.000 mascarillas a Cáceres, que espera 100.000 de China

Salaya subrayó que el número de positivos se debe a que el área de salud de Cáceres es la más extensa del país, englobando datos de pueblos como Malpartida, Arroyo o Casar

LAURA ALCÁZAR Malpartida de Cáceres

La primera muestra de solidaridad de la localidad nepalí de Lumbini, cuna de Buda, hacia la capital cacereña, viene de la mano del coronavirus y se verá en unos días si llegan a Extremadura las 50.000 mascarillas que este Ayuntamiento del país asiático se ha comprometido a donar a Cáceres como ayuda para paliar la grave crisis sanitaria.

Lo anunció este martes el alcalde, Luis Salaya, quien detalló que desde el Consistorio nepalí contactaron el lunes con ellos para comunicarles la donación.

El envío lo gestiona la Fundación Lumbini Garden (promotora del complejo budista en suelo cacereño) con la Embajada de Nepal en España, y se espera que el material de protección pueda estar en breve aquí para ponerlo a disposición del Servicio Extremeño de Salud (SES), según indicó el primer edil. Salaya agradeció el gesto de los asiáticos y manifestó, a su vez, que «en momentos complicados es positivo saber que Cáceres tiene amigos en el mundo y que piensan en nosotros».

Además de estas 50.000 mascarillas, se esperan 100.000 más –«que están en la aduana»– promovidas por un grupo de empresarios anónimos chinos afincados en la capital, que han negociado la entrega con la ciudad donante de Lishui. «No es fácil a día de hoy traer productos en las aduanas –reconoció–, pero confiamos en que lleguen en los próximos días». Las imprescindibles mascarillas se utilizarán en el area de salud cacereña «porque es donde más falta hacen», precisó Salaya, a la vez que aseguró que las «cedería» a Badajoz, Plasencia si allí fueran más necesarias.

Cierre de fronteras

Sobre el hecho de que Cáceres sea al lugar de Extremadura con más positivos por coronavirus, Luis Salaya aclaró que el área de salud cacereña es la «más extensa» del país, y que los datos ofrecidos engloban también a municipios como Malpartida, Casar o Arroyo de la Luz. «Normal que puedan alarmar más», dijo, al tiempo que apuntó que pese a haber focos de contagio, «no hay muchos descontrolados como pueda pasar en otras ciudades», tranquilizó. En cualquier caso, posibles decisiones que tengan que ver con ampliar las medidas de alislamiento de la ciudad no le corresponderían al Gobierno municipal.

En la Policía Local de Cáceres es donde empieza a escasear el estocaje de mascarillas, un producto hoy de primera necesidad, por lo que el alcalde hizo una llamada a la ciudadanía para que se dirija al Ayuntamiento si dispone de unidades. Salaya indicó que se ha contactado con varios colegios profesionales, entre ellos los de veterinarios y odontólogos, así como con clínicas privadas, centros de estética, empresas y particulares que pudieran tener este producto, para ponerlo al servicio del cuerpo de seguridad.

La plantilla de agentes, que en estos momentos tiene seis efectivos positivos por coronavirus, no registró hasta ayer ninguno más. Se han realizado seis nuevas pruebas, tres de ellas mediante los test desde los vehículos, cuyos resultados están por recibirse. Sobre si todos los miembros de la policía se someterán a los análisis, el alcalde recalcó que «la prioridad» es hacérselos a quienes presentan algún síntoma. «Nos gustaría que fuera a toda la plantilla y a la ciudad pero los recursos son los que son».

En cuanto a las sanciones por incumplir el régimen de confinamiento, en la jornada del lunes los agentes tramitaron 15 denuncias por desobediencia a la autoridad y por desplazamientos sin justificación en coches. Uno de los sancionados sumó, además, otra penalización por consumo de alcohol en la vía pública.