Junta de Extremadura

Malpartida de Cáceres y Arroyo de la Luz, en estrecha vigilancia por el aumento de la incidencia

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍAS Malpartida de Cáceres

En la rueda de prensa que ofreció ayer miércoles, 24 de marzo, el vicepresidente segundo de la Junta de Extremadura y consejero de Sanidad José María Vergeles, anunció que tanto Arroyo de la Luz como Malpartida de Cáceres se encuentran en estrecha vigilancia por la evolución negativa que se está dando en ambas localidades del número de contagios de coronavirus.

En el caso de Malpartida de Cáceres, ayer miércoles se realizó un cribado voluntario masivo a lo largo de todo el día, y a tenor de los resultados que se arrojen de este cribado y a la evolución de los próximos días, se decidirá si finalmente se perimetra la localidad.

Sobre Arroyo de la Luz, José María Vergeles señaló que la incidencia del virus aún no supera la incidencia de los 500 casos por cada 100.000 habitantes para volver a perimetrarla, pero debido al aumento que se está dando en los últimos días del número de positivos, con una tendencia claramente al ascenso, se está vigilando «estrechamente».

El consejero recordó que Arroyo fue la segunda localidad española que sufrió un aislamiento perimetral el pasado año de una duración de un mes, desde el 12 de marzo al 12 de abril de 2020, y ha apuntado que ojalá no deban repetir la medida, mostrando al mismo tiempo confianza en la responsabilidad de la población para cumplir con las medidas de seguridad individual y colectiva.