Muchos malpartideños pasaron un gran día de campo tras las celebraciones religiosas. / Cedida

Malpartida de Cáceres ha vuelto a disfrutar de sus fiestas patronales de San Isidro

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍAS Malpartida de Cáceres

Malpartida de Cáceres ha recuperado este año la celebración de las fiestas patronales de San Isidro con un programa que incluye una treintena de actividades tradicionales, lúdicas, culturales y deportivas para todas las edades, que arrancaron el día 6 y finalizarán el 21 de mayo.

Las celebraciones religiosas son el eje central de la fiesta, que se organiza en honor al Santo, el cual llegó al pueblo el 7 de mayo acompañado por un gran número de vecinos ataviados para la ocasión con el traje típico. La recepción se realizó en La Cañada, donde Alfredo Aguilera, alcalde de la localidad, hizo entrega al Santo Patrón del Bastón de Mando para seguir en procesión hasta la iglesia parroquial, donde dio inicio el Novenario.

El día 8 se celebró el Petitorio, una festividad propia del municipio consistente en un alegre recorrido a lo largo de las calles en el que se pide para el Santo y se baila al son de charangas con los vecinos ataviados, una vez más, con su traje típico.

Ya el día 9 se dio el Pregón de Fiesta, este año a cargo de Don Santos Benítez Floriano, historiador y cronista oficial de la Ciudad de Cáceres.

Ya el sábado, 14 de mayo, tuvo lugar la Misa Solemne de Ofrendas a su Patrón en el atrio de la iglesia, celebrada por don Miguel Ángel Morán, rector del Seminario Diocesano, y cantada por el Coro del Cordón de San Isidro, seguida de la procesión por varias calles de la localidad y del Baile del Cordón por varias jóvenes de la localidad vestidas con el traje típico. Además se hicieron entrega de las tradicionales ofrendas al Santo.

Por último, el domingo 15 de mayo, los malpartideños volvieron a disfrutar de su tradicional romería de San Isidro. A las 11.00 horas el Santo salió hacia su ermita acompañado de la procesión en caravana de vehículos desde la puerta de la iglesia. Ya en la ermita, a las 12.00 horas, se celebró la Misa Mayor y a continuación, en los salones anexos, la venta de ofrendas, roscas y recuerdos de San Isidro. Finalizados los actos religiosos, se celebró la tradicional romería en la explanada de la ermita.

Cedidas