Diego Ignacio Rodríguez, el segundo por la derecha, junto al resto del equipo de 'referees' de España, en el Yokoso Dutch Open / cedida

El malpartideño Diego Ignacio Rodríguez ha conseguido lucir la Pajarita de Wako

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍAS Malpartida de Cáceres

Diego Ignacio Rodríguez es un malpartideño de 36 años que acaba de lograr un complicado objetivo que se había marcado hace 3 años, conseguir lucir una Pajarita Wako. La Pajarita Wako es un símbolo de gran prestigio para los pocos elegidos que lo consiguen, y que distingue a los árbitros que han participado en algún evento de la organización más grande del mundo de Kickboxing, la organización Wako.

Diego Ignacio Rodríguez declaró que haber entrado en el circuito Wako es representar a Malpartida, Extremadura y a España a nivel mundial, «y eso es algo que a cualquier llena de orgullo».

Para ser árbitro internacional primero se debe destacar a nivel autonómico, nacional y después poder ir a una competición internacional. Finalmente son los directores del comité nacional de arbitraje los que deciden si se está preparado para participar en un evento internacional o no.

Diego Ignacio ha participado ya en dos torneos internacionales, en el 'Iris Open Kickboxing' de Irlanda, el pasado mes de febrero, y en el 'Yokoso Dutch Open' de Amsterdam, en marzo.

Según Diego Ignacio, llevar la pajarita de Wako es un gran orgullo, ya que pone de manifiesto años de duro trabajo, esfuerzos y sacrificios, «si pudiera destacar y resumir lo que he aprendido durante estos tres año sería que ser árbitro no es hacer un curso de un fin de semana», afirmó.