El movimiento para la reapertura del Museo Narbón intensifica sus acciones

El Museo Narbón ha recibido actos reivindicativos mensuales./Hoy
El Museo Narbón ha recibido actos reivindicativos mensuales. / Hoy

El pasado sábado clausuraron el ciclo de 13 encuentros en Malpartida para solicitar que el recinto vuelva a tener vida y actividades

CRISTINA NÚÑEZMalpartida de Cáceres

Se han reunido sin falta todos los primeros sábados de mes en la entrada del Museo Narbón de Malpartida, cerrado desde hace cerca de una década. El colectivo 'Narbón ha vuelto', encabezado por el artista Andrés Talavero, concluye el primer año de reivindicaciones para conseguir su reapertura y su funcionamiento con un horario normalizado.

Durante este tiempo, entre otras actividades, se han realizado 12 encuentros de amigos en torno a la figura de Juan José Narbón. En cada uno de ellos, tal y como explica Talavero, se ha tratado de conocer mejor la obra de este creador, además de realizar una serie de actividades creativas en torno a sus propuestas plásticas. Que no se agote la memoria de este creador tan original ha sido también uno de los objetivos más perseguidos por este grupo.

Tras esta docena de encuentros, el sábado 1 de diciembre celebraron el décimo tercero. Es el fin de un ciclo que abre una nueva etapa en la lucha. En 2001 se inauguró en Malpartida de Cáceres el lugar en el que serían exhibidas las obras del artista nacido en 1939 en San Lorenzo del Escorial. Solo cuatro años podría disfrutar Narbón de este recinto dedicado a su trayectoria, ya que falleció en 2005. En 2009 se produjo el cierre de este museo, instalado en una antigua casa de labranza. El Ayuntamiento de Malpartida de Cáceres adquirió el inmueble, y fue la entidad bancaria Caja de Extremadura (de la que actualmente queda su Fundación) la que se encargó de su transformación.

El balance de este año de reivindicaciones no es positivo, a juicio de Andrés Talavero. En el último acto lograron que se les abrieran las puertas del museo para las actividades que realizaron a modo de recordatorio. «Creemos que el trabajo de Narbón no se puede perder y que este recinto debería estar en uso, hay modos de mantener un museo activo», explica este artista. Los hijos de Narbón, Juan José y Ana, han participado de manera activa en este movimiento. Están disgustados por el hecho de que el museo dedicado a la obra de su padre esté en desuso.

Movimientos

Talavero reconoce que la Fundación Caja de Extremadura no mueve ficha a la hora de poner solución a este asunto. Sí está satisfecho porque han logrado que Alfredo Aguilera, el alcalde de Malpartida de Cáceres, se haya reunido con ellos. «Está poniendo de su parte». A instancias de él se están redactando y proponiendo proyectos para llevarlos a cabo.

El plan para dar los siguientes pasos tiene que ver con aglutinando apoyos. La Universidad, la Junta de Extremadura y la Diputación de Cáceres serán las puertas a las que llamarán para intentar ayudar. «No van a repartir dinero porque a nadie le sobra, pero por lo menos que haya una conciencia».

 

Fotos

Vídeos