Pasión Vega inaugura el ciclo de conciertos 'Malparmúsicas'

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍAS Malpartida de Cáceres

Hoy sábado, día 8 de agosto, comienza la primera edición del ciclo de conciertos 'Malparmúsicas', que llega con un cartel formado por Pasión Vega, Revólver y El Kanka, como protagonistas de los 3 conciertos que se celebrarán en la Plaza de Aizenay de Malpartida de Cáceres, con estrictos protocolos de seguridad e higiene.

Pasión Vega llegará a 'Malparmúsicas' hoy sábado, día 8 de agosto, Revolver lo hará el día 22 del mismo mes y cerrará el ciclo El Kanka el día 7 de septiembre.

Pasión Vega. Tour 'Todo lo que tengo'

Pasión Vega ha regresado con Todo lo que tengo (2019), un álbum con el que la intérprete se sumerge profundamente en América Latina, en sus raíces y presente musical, en compañía del joven y talentoso músico venezolano Gustavo Guerrero. Un proyecto grabado íntegramente en «El Desierto CasaEstudio« (México), con miles de colores, timbres genuinos, pureza y sensibilidad únicas.

Según explica la propia artista, este disco, que da nombre a la actual gira, «es mi propio homenaje a la música y al folclore latinoamericanos, a través de un repertorio original y nuevo. En este trabajo están volcadas mis raíces y mis anhelos: cuando pienso en Latinoamérica, pienso siempre en un tronco común que nos une, pienso en todos esos sonidos que nos representan y que nos resultan familiares pero que, poco a poco, se van diluyendo o dispersando por la irrupción de las modas o las corrientes musicales. Un trabajo en el que me abrazo a ritmos y estilos que eran desconocidos para mí, de una forma «teórica» pero míos emocionalmente».

Este trabajo, que Pasión Vega presentará en Malpartida arropada por el piano, se compone de un total de 13 piezas escritas por compositores de uno y otro lado del Atlántico y supone un viaje sonoro, un mapa de canciones con las que Pasión nos habla de los orígenes, la libertad, el buen amor, la fe, el cambio... pero también nos habla de amores imposibles, melancolía, antiguas leyendas... a través de ritmos genuinos y universales como son el danzonete, son, bachata, chacarera, bambuco viejo, sangueo, rumba jarocha, ranchera, bolero, bossa, zamba, tango y otros estilos propios del folclore más popular y profundo.

Los conciertos tendrán aforo limitado a 800 espectadores sentados y serán en acústico, convirtiendo esta iniciativa en un punto de lanza y ejemplo en la región que pretende demostrar que la actividad musical es posible, cumpliendo con todos los protocolos y medidas necesarias.