Cedida

Más de 500 personas asistieron a la última edición de la Ruta Histórica

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍAS Malpartida de Cáceres

Como cada verano, llegado el mes de agosto, Malpartida de Cáceres se prepara para una de las citas más esperadas del programa de fiestas; la Ruta Histórica, que este año ha cumplido su 15 edición.

Se celebró el pasado miércoles, día 10 de agosto, en la Plaza de Aizenay, organizada por el Ayuntamiento local y con la colaboración de varias asociaciones locales. Además, el atrezzo del pozo y una reproducción del cristo que se hizo corrió a cargo de Víctor Gónzalez Barrera.

El título de este año de la ruta fue '¡Agua va!. Desde la búsqueda de la «carguina» diaria hasta el milagro de abrir el grifo'.

En esta ocasión, como se deduce por el título, se explicó la llegada del agua corriente a la localidad, así como la vida antes y después de este gran hito histórico.

Este año asistieron más de 500 personas, completando las 500 sillas dispuestas para el público y quedando además un gran número de asistentes en pie, que acudieron para disfrutar don las explicaciones de José Antonio Agúndez, cronista oficial de Malpartida de Cáceres, y MariPaz Leo, técnico de la Oficina de Turismo, así como de las representaciones llevadas a cabo por las asociaciones locales participantes.

Cedidas

Tal y como explicaron, el agua corriente llegó a Malpartida de Cáceres el 26 de junio de 1976, hecho que cambió radicalmente la vida de los vecinos, acostumbrados a acarrear el agua desde los depósitos hasta las casas.

Durante la representación se contaron múltiples detalles y anécdotas sobre cómo era la vida de los malpartideños antes de este hecho histórico, cómo se operó el mismo, las fuentes y pozos públicos de los que se suministraron de agua durante décadas.

Se representaron algunas escenas y episodios con el agua como protagonista y se hizo además un homenaje a la mujer malpartideña, «la gran sufridora de aquella carencia y, a la vez, la que más hizo por remediar su falta», como señalaron.