El PSOE critica el silencio del PP a la oferta para cambiar al alcalde de Malpartida

El PSOE critica el silencio del PP a la oferta para cambiar al alcalde de Malpartida
Hoy

Los socialistas ofrecieron sus concejales para realizar una moción de censura y quitar a Alfredo Aguilera, condenado por un delito de maltrato

EFE

El PSOE extremeño ha criticado este lunes el «silencio complice» del PP de Extremadura a su oferta para presentar una moción de censura contra el alcalde popular de Malpartida de Cáceres, Alfredo Aguilera, condenado por un delito de maltrato, y la elección en el cargo de otro de sus concejales.

En rueda de prensa, el secretario de Acción Electoral , Ideas y Programas del PSOE, Juan Ramón Ferreira, ha instado al alcalde de este municipio que dimita «se marche y se defienda como un ciudadano más».

Además, ha pedido explicaciones al PP de Extremadura, al que ha exigido que sea «claro y transparente con los extremeños«, porque tras conocerse la sentencia contra Aguilera anunció que cesaba de sus cargos en el partido y la Diputación de Cáceres, pero se mantiene al frente del ayuntamiento apoyado por los mismos concejales del PP y con las mismas funciones.

Además, ha recordado que un pleno de la diputación se abstuvo el PP cuando se voto la condena de los hechos, por lo que entiende que urge una aclaración «sobre si es o no es del PP».

Ferreira ha señalado que en este tipo de cuestiones el PSOE «lo tiene claro y sabe lo que tiene que hacer» y ha reiterado su oferta «para poner nuevo alcalde o alcaldesa en Malpartida« y ha defendido la necesidad de utilizar »herramienta contundente« contra la violencia de género.

A su juicio, el PP debe seguir gobernando en Malpartida de Cáceres porque así lo decidieron los ciudadanos, pero lamenta que el PP siga sin responder a su oferta, cuyo objetivo es que una persona condenada por maltrato no siga gobernando en instituciones «porque hay que mantener la ejemplaridad publica y cualquiera de los ediles del PP está capacitado«,

Ferreira ha defendido el papel de todos los partido para regenerar la vida política, para lo que el PSOE cuenta con un código ético, que deja claro cuando es el momento de que un cargo público, inmerso en causa penal, tiene que dejar el partido.

Según ha dicho, si Aguilera hubiera sido del PSOE no se habría producido este debate porque no habría sido ni candidato, ya que cuando se presentó a las elecciones ya tenía abierta una causa penal.