El PSOE se replantea la partida del trasvase de Portaje para darle uso real al dinero

Tuberías del trasvase entre Portaje y Cáceres para la mejora del abastecimiento./Hoy
Tuberías del trasvase entre Portaje y Cáceres para la mejora del abastecimiento. / Hoy

Luis Salaya pide una entrevista con responsables de los Ministerios de Cultura y Fomento para tratar la unión de autovías y la reforma del museo

MANUEL M. NÚÑEZMalpartida de Cáceres

No son recortes sino una visión más realista de la gestión. Así se analiza desde las filas socialistas el proyecto de presupuestos del Estado para la provincia de Cáceres. La drástica reducción en algunas partidas como la variante de Malpartida de Cáceres, el museo provincial o la unión de las autovías de la Plata y de Trujillo se explica desde el partido en el Gobierno con muchos matices, de tal forma, señaló ayer el diputado César Ramos, que no se va a repetir el error que venía cometiendo «año tras año» el Ejecutivo central de Mariano Rajoy al presupuestar partidas millonarias que no se llevaban a cabo luego.

Más información

«Lo que hacía el PP era presupuestar mucho y ejecutar poco. Por ejemplo, en el caso de la unión de autovías no tiene sentido habilitar una partida elevada si no se puede licitar luego porque aún no está la tramitación ambiental», detalla César Ramos. El diputado socialista manifestó el pasado mes de mayo, cuando su partido aún no gobernaba y aparecían en los presupuestos 1.000.000 euros para la conexión de la A-58 y la A-66, que esa variante sur «igual la vemos cuando nos jubilemos». Ayer aclaró que la falta de transparencia del Gobierno del PP hacía que ni siquiera conocieran entonces el estado embrionario en el que se encuentra el proyecto.

El portavoz del grupo municipal socialista, Luis Salaya, adelantó ayer que en las próximas horas se reunirá con los diputados y senadores de su partido por Cáceres para pedirles que defiendan los intereses de la ciudad en los presupuestos generales del Estado (PGE). En este sentido, destaca la partida relativa al trasvase de Portaje, que sigue contando con 8,7 millones de euros para 2019 pese a que la obra está parada y no encuentra solución técnica para salvar los cauces del Tajo y del Almonte. El PSOE va a enmendar su propio presupuesto de tal forma que se le dé un uso real y efectivo a ese dinero. Salaya lo confirmó ayer, al entender que no tiene sentido tener esa partida paralizada como ha venido sucediendo desde que se detuvieron los trabajos en 2013.

«Les vamos a solicitar que se haga lo que propusimos el año pasado y se concrete mediante enmiendas en medidas concretas», subraya Salaya. El portavoz del PSOE incide en que el objetivo será «buscar una alternativa al trasvase de Portaje». «El fin de ese dinero debe ser encontrar una solución al abastecimiento de Cáceres. Plantearemos enmiendas para buscar soluciones», remarca también César Ramos, que recuerda que el propio PSOE ha impulsado ya conversaciones entre la Confederación Hidrográfica del Tajo y profesionales de la Universidad de Extremadura. A su vez, desde el grupo municipal socialista se ha solicitado una entrevista en la que Luis Salaya abordará proyectos como la reforma del museo provincial o la unión de autovías con responsables del Ministerio de Cultura y el director general de Carreteras del Ministerio de Fomento.

«Que el proyecto de Portaje es un disparate ya lo dijimos hace años. Ahora el PSOE empieza a darse cuenta, aunque fue una idea que viene de la época de Zapatero», critica el alcalde de Malpartida de Cáceres (PP), Alfredo Aguilera.

«Hachazo» presupuestario

Para la alcaldesa de Cáceres, los recortes presupuestarios del Gobierno de Pedro Sánchez son un «hachazo» a los cacereños. «Cuando el PSOE gobierna mina los proyectos y la ilusión de la ciudad», sostiene Elena Nevado. Mantiene que las cuentas estatales son una «malísima noticia» para la capital, ya que se reducen las inversiones en proyectos que eran «prioritarios».

Nevado pide que «se recuperen esas partidas e inversiones para Cáceres a través de enmiendas». La regidora habla de «dos Españas y dos velocidades» y opina que la partida ferroviaria debería ser tres veces superior a la actual para recuperar el retraso.

También desde Ciudadanos se analizó ayer cómo afecta el nuevo presupuesto: «Se hace en función del pago político a determinados grupos, en este caso a los independentistas, y no según criterios de necesidad y de convergencia entre las provincias y comunidades», señaló Cayetano Polo. «Me pregunto a qué se dedican y en qué trabajan los diputados socialistas de Cáceres. Tanto ellos como los del PP trabajan de espaldas a la provincia y a las necesidades de Cáceres», denuncia el portavoz de la formación naranja. Polo dice que los parlamentarios del PSOE, y también los del PP, «se dedican a cumplir con sus partidos y a mantener el sillón. Los presupuestos -concluye- responden a las necesidades de Pedro Sánchez, no a las necesidades de los cacereños».

 

Fotos

Vídeos