La residencia Santa Ana festeja los 102 años de Benita Agúndez Custodio

Anabel Aguilera, teniente de alcalde, le entregó un ramo de flores en nombre del Ayuntamiento. /cedida
Anabel Aguilera, teniente de alcalde, le entregó un ramo de flores en nombre del Ayuntamiento. / cedida

La sala de terapia ocupacional se llamará, en su honor, 'Sala de Benita Agúndez Custodio'

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍASMalpartida de Cáceres

La residencia de mayores Santa Ana, de Malpartida de Cáceres, se volcó el día 27 de junio en la celebración de un cumpleaños muy especial; el de Benita Agúndez Custodio, quien celebró nada menos que su 102 cumpleaños. El personal técnico del programa de ocio y tiempo libre de la residencia no quiso dejar pasar la oportunidad y se pusieron en contacto con la familia para prepararlo todo, a quienes entusiasmó la idea desde el principio.

Benita, usuaria del centro de día, no sabía nada; cuando llegó estaba toda su familia esperándola, junto con el personal técnico del centro. Anabel Aguilera Alcántara, tercera teniente de alcalde, quien le hizo entrega de un ramo de flores en nombre del Ayuntamiento de la localidad. La residencia le dedicó la sala de terapia ocupacional, la cual ha pasado a llamarse Sala de Benita Agúndez Custodio, y que ella mismo inauguró antes de comenzar la fiesta.

Inauguración de la sala que lleva su nombre.
Inauguración de la sala que lleva su nombre. / cedida

'Cumpleaños feliz'

Al entrar en la sala la recibieron todos los compañeros del centro cantándole el cumpleaños feliz y, una vez estuvieron todos sentados, los niños de la Escuela de Baile Flamenco Jesús Custodio entraron para ofrecerle como regalo un espectáculo de baile de media hora. Tras ellos, el mismo Jesús Custodio, quién descubrió esa misma tarde que Benita era prima hermana de su abuelo, le ofreció un baile con la canción 'el lavadero'. También quisieron acompañarla los socios del Club La Paz Tercera Edad, quienes pasaron a cantarle el cumpleaños, además de regalarle un bonito abanico. Una vez finalizaron las felicitaciones, le llegó al turno a la tarta, junto con un pequeño picoteo para todos, que puso el broche de oro a la especial celebración.

Durante la tarde se pasaron a felicitarla muchos vecinos y asociaciones. / cedidas

Tras la entrega de regalos sopló las velas y comieron tarta y una pequeña merienda. / cedidas

Una mujer con carácter

Benita nació en Malpartida, donde se crió y casó, para después mudarse a Galicia con su marido e hija, Josefa. Allí encontraron trabajo, pero Benita enviudó pronto. Una mujer trabajadora, luchadora, independiente y de mucho carácter, que aun hoy sigue manteniendo, según nos contó su hija. Tras 38 años en Galicia, ya jubilada, volvió a su pueblo, donde vive con la familia de su hija. Con respecto al centro, aseguró que le viene muy bien, ha sido muy beneficioso para ella.

La familia quedó muy agradecida por la fiesta, sobre todo por la emoción de Benita, «ella estaba encantada, era la protagonista», afirmó Josefa.