Cedida

'Las Veladas del Carmen' volvieron a hacer vibrar con su música a los vecinos

Ana Isabel Padilla Macías
ANA ISABEL PADILLA MACÍAS Malpartida de Cáceres

El fin de semana del 12, 13 y 14 de agosto, la Plaza del Carmen volvió a acoger, por sexto año consecutivo, las ya consolidadas Veladas del Carmen, que se han hecho un hueco entre las actividades habituales de cada verano.

Las Veladas se mantuvieron también el pasado verano de 2020, cuando la situación provocada por la crisis sanitaria del coronavirus hizo que muchos de los eventos que eran habituales en años anteriores tuvieran que suspenderse, tal y como ha pasado este verano con el Carnaval de Verano o la Fiesta Ibicenca, por ejemplo.

Nuevamente, el Ayuntamiento de la localidad organizó tres noches de música de diferentes estilos en la Plazuela del Carmen.

La primera de las veladas fue el jueves 12 de agosto, con el espectáculo 'Un piano de cine» con Antonio Luis Suárez, un apasionante viaje sonoro por las bandas sonoras más representativas del cine.

El viernes 13 de agosto cambió el ritmo con Juan Carlos Martos, artista procedente del programa GOT Talent España.

Por último, el sábado 14 de agosto los asistentes pudieron disfrutar de una noche de copla a cargo de Miriam Cantero.

Como el año pasado, este año, debido a la situación actual por el coronavirus, se han celebrado las veladas con varias modificaciones. La primera de ellas fue la necesidad de sacar entradas previamente, que tuvieron un precio de 3 euros, por las limitaciones de aforo. La recaudación obtenida con las entradas se ha destinado, como en el resto de espectáculos que han tenido un coste, para asociaciones benéficas sin ánimo de lucro.

Si en los años anteriores de la pandemia se congregaban más de 600 personas que acudían a disfrutar de estas veladas musicales, desde el pasado verano se redujeron a unas 200, para cumplir con las medidas de prevención.

Los asistentes además debieron mantener las mascarillas puestas todo el tiempo, así como permanecer en sus asientos o desinfectarse las manos antes de entrar a la plazuela para poder celebrar las fiestas y disfrutar del verano malpartideño con seguridad.